30 de abril de 2010

FESTIVAL DEL PENE


Algunas tradiciones festivas pueden llegar a sorprendernos por sus rarezas, por ejemplo, en Inglaterra se celebra el día del queso rodante en donde los participantes lanzan un enorme queso cuesta abajo para salir corriendo detrás de él. En este mismo país también existe la fiesta de la mueca. En Finlandia se festeja el día del levantamiento de esposas, donde los hombres levantan y se llevan en hombros a las mujeres del prójimo. Y qué me dicen de la fiesta de San Fermín, en España, donde hombres en multitudes huyen despavoridos delante de las posibles embestidas de los toros que los persiguen. Pero estoy segura que el país que se lleva todos los laureles de las rarezas es Japón.

Si creías que el pene no era motivo para festejar, te equivocaste. El 15 de marzo, en Japón se celebra el día del pene, un festival llamado Honen Matsuri que se lleva a cabo en Komaki, un pueblo a unos 45 minutos de la ciudad de Nagoya. Aunque ese día tiene un ánimo festivo en que se bebe sake y se lanzan bolas de arroz, es una tradición muy seria para el nacimiento y la renovación.

Cada año se talla un pene de 2 metros y medio en madera de ciprés, se suspende en un palanquín y es trasladado desde la Tajta Jinja Shrine (la pagoda 'masculina') a las Tamahime-no-mikyo Shrine (la femenina) por los hombres de 42 años. Por su parte, la gente sale a la calle esgrimiendo penes enormes de madera para que los dioses los bendigan con fertilidad y renovación.

Si decides viajar de turismo a Japón, trata de ir en esta fecha para divertirte con esta tradición que te parecerá insólita y en la que encontrarás un variado merchadising de penes para llevar a casa. Recuerda que lo que vemos con cierta picardía y humor para los japoneses es una costumbre muy antigua en la que se creía que el culto al pene producía más bebés y buenas cosechas.

Algunas fotos de la festividad y un vídeo de la misma:














2 comentarios:

  1. Evidentemente es muy gracioso, sobre todo para nuestra cultura. Gracias Anastasia!!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Sergei por tus comentarios. Sí, es muy gracioso, pienso que incluso para el japonés moderno le debe parecer simpática esta tradición tan antigua.
    En lo que no estoy de acuerdo es que el pene sólo no garantiza la fertilidad sino existe la otra parte, por tanto deberían festejar el pene y la vagina ;)

    ResponderEliminar